PRESENTACIÓN

 
memorial-garcia-cossio.JPG
El 18 de julio de 1970 el Ministro de Trabajo, inauguró en Oviedo el Instituto Nacional de Silicosis (INS), situado en la vecindad de la residencia sanitaria de la Seguridad Social y del Hospital General de Asturias.
 
El Dr. José García-Cosío González (1909-1984), poseedor de un amplio conocimiento sobre las neumoconiosis, recibió el encargo de hacer realidad este proyecto. Él fue el primer director del INS y, además, el jefe del departamento médico y siguiendo sus indicaciones, echaba a andar el flamante Instituto con siete plantas de 30 camas cada una, incluyendo una de aislamiento para los enfermos tuberculosos, y dotado además de unidad de vigilancia intensiva y servicios de fisiología respiratoria, radiología, anatomía patológica, cardiología, análisis clínicos y bacteriología, completados con otro servicio de consultas externas.
 
A él se debe la moderna concepción y desarrollo posterior de las líneas de trabajo del INS, para el que fijó, como objetivos, la asistencia, la docencia, la investigación, la prevención técnica y médica y el asesoramiento sobre la silicosis y demás neumoconiosis, aunando conocimiento científico e investigación de Medicina e Ingeniería en pos de una única meta, la lucha contra la Silicosis.
 
El Dr. García-Cosío pues, ha sido y es el alma mater del Instituto Nacional de Silicosis y en cuya memoria, anualmente y  desde 1.985, se celebra el Memorial que lleva su nombre.
 
Muchas han sido las personas excelsas que nos han honrado con su presencia año tras año, algunas tan ilustres como los Dres. Severo Ochoa o Grande Covián.
 
A continuación se presentan los últimos memoriales realizados en homenaje al Dr. García-Cosío.